Me llamo Bee No

por  / miércoles, 07 diciembre 2016 / Publicado enBlog

Último día de septiembre y todavía rozamos los treinta grados. He oído a unos vendimiadores decir que el año será bueno, y que la calidad de la uva que recogen es excelente.

Todos mis antepasados han vivido siempre en el campo, trabajando en él para poder alimentarnos. Y así será también después de mí. Yo elegí la viña; sus paisajes, sus colores, sus aromas… nada se le parece.

Hice bien en venir a Toro, aunque estoy algo cansada del viaje. He pasado media vida en mi ciudad de origen, y he aprovechado para conocer y enamorarme de sus viñedos, en los que se elabora Vino D.O. Ribera del Duero, Rueda, Cigales…

Mi otra media vida quiero pasarla viajando, descubriendo otras variedades de uva y diferentes sistemas de plantar y cuidar la viña. En un par de días llegaré a El Bierzo, y luego a Galicia; Valdeorras, Ribeira Sacra… Ojalá tenga tiempo para llegar a Rías Baixas. Sería bonito morir bajo un racimo de albariño, mirando el océano.

Descansaré otro ratito y volveré al viaje. No me queda mucho tiempo. Solo media vida. Solo veinte días. Solo soy una abeja. Me llamo Bee No.

 

SUBIR