Vinos con historia y terroir

por  / jueves, 03 noviembre 2016 / Publicado enBlog

En el gallego pueblo de Gomariz, en pleno Valle del Avia y con D.O. Ribeiro, surge el proyecto Atlantic Terroirs, una “pequeña idea de locos” como sus propios ideólogos lo definen. Con la finalidad de trabajar el suelo, las variedades autóctonas de la zona, el clima y la especial geografía del Valle (un terroir único del que se sienten muy orgullosos), y casar el resultado final de esta combinación con la historia propia de la zona.

Atlantic Terroirs se compone de varias bodegas. Ailalá elabora un 100% Treixadura, del mismo nombre que la bodega, un vino fresco, alegre y divertido.

Coto de Gomariz, con un concepto de viticultura muy cercano a la viticultura ecológica, es la bodega gallega con el mayor parque de barricas, con muchas tonelerías diferentes y con diferentes tostados, para elaborar vinos muy complejos. Su tinto Seica es un coupage de Garnacha con otras variedades poco habituales; Sousón y Carabuñeira, y en su propio nombre es también un coupage; unión de los apellidos de Xosé Lois Sebio (enológo) y Ricardo Carreiro (propietario). Además, es una expresión gallega que significa “quizás”, “parece ser”, reflejo del estereotipo de gallego rural, dudoso y precavido.

Xosé Luis Sebio

El proyecto más personal del mencionado enólogo, Viños de Encostas, es una búsqueda por crear vinos diferentes, con personalidad única, en áreas más arriesgadas y normalmente rechazadas. Con nombres y etiquetas muy atrevidas, como Super Heroe, cuya misión es la de salvar al mundo de esos vinos clónicos, elaborados con idea meramente empresarial y de manera mecánica, independientemente de la zona o la variedad. La  lucha de lo diferente contra lo globalizado, lo personal contra lo impersonal, lo distinto contra lo comercial.

Tributos a bandas míticas de rock, como Wish, uno de los discos de The Cure, un grupo que acompañó y marcó la juventud de Xosé Lois. Whish supone además el Deseo, el de hacer magia con algo que en Enero no existe, y que 9 meses después, como la vida, es un fruto que se convertirá en algo maravilloso dentro de una botella.

O Hush, primer gran éxito de Deep Purple, y que representa el silencio, esa quietud en la que pasan los años sus viejas cepas, y con el que se ha llevado a cabo el proyecto hasta plasmarse en el vino.

Y por último, uno de mis diseños de botella y etiqueta preferidos, una ilustración que refleja compromiso con la ecología y la tierra. The flower and the bee (La flor y la abeja), un vino respetuoso con la naturaleza en el campo y en la bodega. El concepto de “embotellar” las flores y frutas que crecen libres y alimentan a los animales del campo. Un homenaje a las abejas que fecundan las flores, el punto de partida de todo.

Atlantic Terroirs, vinos con carácter dinámico y divertido, donde un exterior moderno y atrevido se une a la calidad, la personalidad y la búsqueda de procesos, terruños y variedades diferentes. Una “idea de locos”, sí, pero una bendita locura.

 

Botellas Xosé Luis Sebio

SUBIR