Star Wine

por  / jueves, 02 junio 2016 / Publicado enBlog

Historia que ha recibido el premio del jurado en el II concurso de microrrelatos de bodega CVNE.

 

 

El joven Luke Skywiner no era muy dado a las fiestas, por lo que prefirió mantenerse en una casi inapreciable esquina en aquella celebración. La sala de barricas olía a vino y a madera, pero también a victoria. Y a ilusión y esperanza. A pesar de ser considerado, junto con su compañero Han Tociano, el héroe de aquella batalla, nadie parecía darse cuenta de que se mantenía al margen del festejo. O casi nadie…
La Princesa Lía se había acercado silenciosamente a Luke, y con la misma discreción con la que vivía su amor por Han, le susurró al oído; “¿Celebramos?”.
Luke la miró a los ojos. Sentía por ella una atracción especial y diferente, pero muy alejada del amor, como algo fraternal. Y en su transparente mirada se vio a sí mismo pocas horas antes…
Que el tanino te acompañe, escuchó en su interior cuando se introducía en su nave. Era la voz de su Master of Wine, la persona que le adiestró en la ciencia del tanino y en la lucha contra Ovidios, Mildius y Pobredumbres.

 

Solo disponía de una oportunidad. Acompañado por su fiel y eficiente androide, R2 CO2, tenía que introducirse en la Estrella del Rioja y conseguir recuperar el preciado talismán que durante 7 años había sido celosamente custodiado en lo más profundo de aquella majestuosa construcción ideada por Philippe Maziéres; una botella de Viña Real Gran Reserva del 2009, de la que decían tenía el poder de convertir la más vulgar de las cenas en una experiencia gastronómica inolvidable.
La empresa no era nada fácil. Desconocía absolutamente los entresijos de la distribución de la enorme nave. Solo disponía de la ayuda de la Princesa Lía y del droid C3 SO, que desde la base le guiarían por los pasillos y canales de la Estrella del Rioja, ayudándose de unos mapas que habían podido conseguir buscando en Google.


Llegar hasta la Estrella fue una odisea. Garth Nacha, maestro cervecero, gran enemigo del vino y gurú del lado oscuro, envió multitud de kazas de combate a destruir la nave de Luke. Cuando todo parecía perdido, apareció Han Tociano en su Halcón Vinario, para entretener las naves enemigas mientras Luke se introducía en el primer piso de la Estrella.
Con la dirección de Lía y C3 SO, el joven Skywiner y R2 CO2 recorrieron el largo pasillo usado como nave de almacenaje. Destruyendo todos los enemigos que salían a su paso, y tras volar el laboratorio del enólogo y derribar la grúa de vinificación, accedieron a la planta que se encontraba a nivel del suelo.

CVNE 3
Lía les indicó como superar la zona de descarga de la uva y la sala de vinificación para alcanzar el nivel sótano y entrar directamente en la sala de barricas. Y allí, en el centro, la preciada botella de Viña Real Gran Reserva del 2009. Lo habían conseguido.
Luke, ¡Luke!, ¿celebramos?, insistió Lía zarandeando levemente a su compañero de aventuras. ¿Por qué no?, pensó Luke… ¡y que no falte el vino!

SUBIR