Gourmand Cookbook Awards

por  / sábado, 19 diciembre 2015 / Publicado enBlog

Hace 4 días, nuestro casi ya imprescindible Facebook me recordaba que había pasado justo un año que mi primer (¿y único?) libro, ¿Te cuento un vino?, llegaba a mis manos en sus primeros ejemplares, y sentía la indescriptible emoción de tocarlo y ojearlo por primera vez. Recordando sensaciones, me acerqué a ese primer ejemplar (exactamente el mismo, el que ahora conservo y sigo considerando “mi libro, mi ejemplar”) y comencé, por primera vez desde que lo escribí, a releerlo.

Dos días después de esta relectura me llegó un correo de la organización de los Gourmand Cookbook Awards, probablemente los más prestigiosos premios de la literatura gastronómica mundial, comunicándome que había sido elegido el mejor libro digital de vinos en España en  2015.

En un capítulo del libro digo que las casualidades no existen, que nada ocurre por azar y que todo tiene siempre un sentido. Realmente, necesitaba recordar y redescubrir sensaciones. Aquellas que me impulsaron a escribir ¿Te cuento un vino?, pero también rememorar todas las alegrías y buenos momentos que me ha brindado esta pequeña obra a lo largo de un año.

Creo que ningún capítulo describe mejor todo lo descrito que aquel que sirve como introducción de mi libro. Por eso, he decidido compartirlo en el blog. Y para celebrar el año y la gran noticia del premio recibido.

Nuevamente, como dice la última palabra de este primer capítulo; GRACIAS.

 

Cuando quiero vivir digo Moraima.

Digo Moraima cuando siembro la esperanza.

Digo Moraima y se pone azul el alba.

Cuando quiero soñar digo Moraima.

Digo Moraima cuando la noche es cerrada.

Digo Moraima y la luz se pone en marcha.

Cuando quiero llorar digo Moraima.

Digo Moraima cuando la angustia me asfixia.

Digo Moraima y el mar se pone en calma.

Cuando quiero sonreír digo Moraima.

Digo Moraima cuando la mañana es clara.

Digo Moraima y la tarde se pone mansa.

Cuando quiero morir no digo nada.

Y me mata el silencio de no decir Moraima.

 

Imagino que a todos los que hacemos algo por vez primera (lo que conlleva no ser un profesional de aquello que estás haciendo), nos asaltan mil y una dudas en el proceso… ¿Seré capaz? ¿Va a quedar bonito? ¿Gustará a mi gente?…

Nunca he escrito un libro, no soy escritor. Lo que estás leyendo no es una obra de arte, yo no sé hacerlas. Esto no es un libro, es algo más; es un sueño, es un reto, es una nueva vida. En estas letras no hay aspiraciones a nada, no hay premios futuros. Este libro es mucho más que eso; es una historia de amor inquebrantable, de amistad eterna, de FAMILIA.

Todas estas páginas que vienen a continuación son, una tras otra, un grito alto y fuerte; Gracias, os lo debo, esto no es mío, esto es nuestro, es por nosotros.

Por todo esto, de entre ese mar de dudas que he tenido y sigo teniendo, hay una que nunca existió;  la historia que abriría ¿Te cuento un vino? Porque tuve la suerte de conocer de cerca el vino y la bodega, y en el mismo momento de escuchar la poesía que acabas de leer, este libro ya tenía principio.

Moraima es considerado uno de los poemas de amor más relevantes de la poesía europea. Fue escrito por el gallego Celso Emilio Ferreiro, y está dedicado a su mujer, que puedes imaginar cómo se llamaba…

Te cuento un vino Moraima

Viña Moraima toma el nombre de la bodega y de su vino insignia de este poema. Con Denominación de Origen Rías Baixas, elabora un excelente, especial y diferente Albariño, que seduce y enamora, como la obra en la que está inspirado.

Empezar con esta historia no es una casualidad. Este vino me buscó y me encontró, como lo hizo la profesión a la que ahora me dedico. Moraima encierra en sí misma la pura esencia con la que nace ¿Te cuento un vino?; contar historias especiales en torno a este producto tan nuestro y tan arraigado a nuestra tierra y nuestra cultura.

A partir de ahora, comienza la aventura. El mundo del vino es apasionante, atrayente, embriagador… Cada vino que pruebas es diferente, viene de una tierra, de una variedad, de un proceso de elaboración, de un clima… Y tiene una historia detrás. Esas son las que vas a encontrar en estas páginas que vienen.

Lo que dijo el poeta gallego lo uso para decíroslo a todos vosotros; los que me habéis apoyado que sois parte de mi vida, de mi alma y de mi corazón, y todo comprador de este modesto libro, que ya forma parte de la familia de ¿Te cuento un vino? Quiero sembrar esperanza, quiero soñar y poner azul el alba. Quiero llorar, que la angustia me asfixie y que el mar se ponga en calma. Quiero sonreír, que la mañana sea clara y la tarde se ponga mansa. Quiero decir Moraima.

Quiero matar el silencio… Quiero contarte un vino. Y me gustaría que lo disfrutaras.

Por último, mil millones de gracias a bodegas, viticultores, enólogos, sumilleres, empresarios… Gracias por hacer vino, gracias por dejarme un minúsculo pedacito de este universo. En él me siento pleno, libre y feliz. Gracias.

Gourmand Te Cuento un Vino

 

SUBIR