Mas Blanch i Jové

por  / lunes, 27 octubre 2014 / Publicado enSin categoría

Este es tu momento, no dejes de vivirlo. Está lleno de emociones, de matices, de luz… Carpe Diem.

Mas Blanch y Jové es una familiar y pequeña bodega que apuesta, no sólo para elaborar los mejores vinos que salgan de sus propios viñedos, sino por crear territorio; dejar un patrimonio artístico en la comarca que la enriquezca y la haga aún más especial.

Su original manera de apostar por el turismo del vino, creando un perfecto maridaje entre vinos de calidad y arte en las tierras que le ven nacer, es el punto fundamental en el que gira la historia de esta bodega que se incluye en ¿Te cuento un vino?

El proyecto se inició el año 2006 en la Pobla de Cérvoles (Lleida), donde Mas Blanc i Jové elabora vinos que inspiran bajo la DO Costers del Segre, y comercializa aceite de oliva virgen extra bajo la DOP Les Garrigues. No obstante, el proyecto nació mucho antes. Ya desde siempre sus orígenes estuvieron ligados a la tierra. Sus antepasados ​​fueron agricultores apasionados que les enseñaron que la tierra se debe cuidar, querer y respetar. Además, inculcaron la idea y convencimiento de que el vino se debe disfrutar; les enseñaron a vivir el vino.

Y de ahí vino la ilusión de crear un proyecto esencial, puro y con fuerza.

Josep Guinovart. In Vino Veritas.Se comenzó el proyecto con el apoyo de Josep Guinovart, quien ayudó con el diseño de la bodega. Guinovart, uno de los grandes pintores catalanes contemporáneos reconocido en todo el mundo, tiene expuesta en la bodega su última gran obra; “In Vino Veritas”, un increíble cuadro de 10,5 metros que creó antes de morir, y que da la bienvenida a los visitantes de la bodega.

Guinovart, gran amigo de la familia, también fue el ideólogo de “El Viñedo de los Artistas”, una iniciativa única y pionera que integra plenamente al vino en el universo artístico. Una sala de exposiciones al aire libre, en medio del viñedo, donde esculturas magistrales son testigos del crecimiento de las cepas.

El viñedo de los Artistas se inauguró oficialmente en 2010, y como homenaje al espíritu que la concibió se dedicó el Año 0 a Guinovart, inaugurando de forma póstuma su escultura ” El Órgano de Campo “.

El Año 1 fue dedicado al músico, compositor y creador Carles Santos, quien creó la obra ” Vino Sonoro “, un gran espectáculo musical, un paseo por la historia de la música y la gastronomía que reunió a más de 400 personas. Cinco pianistas, un violín y un coro, en aquel lugar único lograron transportar a los invitados y hacerles vivir una noche inolvidable. Como testigo de su paso por el viñedo de los Artistas, Carles Santos dejó su legendaria barca “La Sargantaneta” navegando sobre una de las encinas.

La Sargantaneta

Esteve Casanoves fue el artista invitado durante Año 2. Casanoves diseñó un anfiteatro que se inauguró con el espectáculo de María Vera “En el centro del hueso, el Olivo”, una combinación de música, danza y poesía que creó un sentimiento de amor entre el espacio y los espectadores y que sirvió como preámbulo de “La Luz (inclinada) sobre la Tierra”, la impresionante escultura de más de 8 metros de altura de Esteve Casanoves que, presidiendo la vid, integra el hierro, el vidrio y la luz para que se fusionen con La Tierra.

Entre el Cel i la Terra 3 - Gregorio IglesiasEl año pasado el pintor de les Borges Blanques, Gregorio Iglesias, pintó en medio del camino de El Viñedo de los Artistas, su obra “Entre el Cielo y la Tierra” un impresionante mural de 60 metros creado durante casi dos meses al aire libre con tintas chinas y colores naturales y que ahora mismo forra las paredes de la sala de barricas. El día 22 de junio se inauguró junto con la instalación “Primeras Notas (del Canto del Hortelano)” de Esteve Casanoves y Josepe Gil, un juego de sombras y luces con esculturas suspendidas que se pasean por las paredes de la sala de elaboración de la bodega.

En julio de 2013 fue el año 3 y se dedicó al gran poeta Joan Brossa. La fiesta organizada por Mas Blanch i Jové y la Fundación Joan Brossa se ​​llevó a cabo el pasado 6 de julio y fue del estilo brossiano más puro. Mas Blanch i Jové, con la colaboración del ayuntamiento de La Pobla de Cérvoles, creó un itinerario brossiano permanente por el municipio, con lecturas de poesía para todos y luego se bautizó el anfiteatro de El viñedo de los Artistas como el “No Res del Tot” de Joan Brossa y se inauguró la escultura “Cap de Bou”, hecha a partir de la reproducción de un poema visual de Joan Brossa. La fiesta, dirigida por Hemann Bonín, mezcló la magia del Hausson que salía de entre las barricas, con el humor tierno del Tortell Poltrona ante “el Órgano de Campo”, la ópera de la Cía. Dei Furbi al mirador con La Pobla de Cérvoles de fondo y la Commedia’del Arte de la Cía. De la Rosa en la Era del Guino.

Y el 5 de julio de 2014 ha sido la nueva edición de El Viñedo de los Artistas y este año IV estará dedicado a la escultora Susana Solano.

Durante el año también se llevan a cabo de forma desinteresada diferentes actividades artísticas como La Noche de las Estrellas que se organiza conjuntamente con la casa rural Cal Pastor y donde se mezcla música, poesía y telescopios medio del viñedo para ver las estrellas.

Sin duda, esta bodega se ha constituido como referente del turismo enológico en España, apostando por elaborar vinos de calidad e integrar obras de arte en sus viñedos, que se ha convertido en un pequeño museo al aire libre.

Además, en la bodega también se han hecho exposiciones, conciertos, proyección de documentales, presentación de libros, etc.

Y es que para los responsables de Mas Blanch i Jové, el arte y el vino maridan muy bien, de hecho consideran cada botella de vino una pequeña obra de arte, aunque efímera porque está destinada a ser disfrutada y desaparecer.

En el catálogo de vinos de esta bodega catalana, podemos encontrar las siguientes referencias;

  • Saó BlancPetit Blanc Saó. 70% Macabeo, 30% Garnacha blanca. Color amarillo pálido. Aroma intenso de frutas tropicales y blancas, con ligeras notas florales y de cítricos. Untuoso, fresco y afrutado en boca.
  • Saó Blanc. 80% Macabeo, 20% Garnacha blanca. 6 meses de crianza en barricas nuevas de roble francés. Color amarillo pálido con reflejos verdes. Aromas a frutas blancas con ligeras notas tropicales envueltas por los ahumados de la crianza en barrica. En boca es intenso y untuoso, con predominio de frutas y ahumados y buen equilibrio final.
  • Saó Rosat. 40% Syrah, 60% Garnacha. Vino rosado de color fucsia brillante, de capa media. Notas de frutas rojas maduras y sutiles notas florales (violetas). Franco en boca, untuoso, equilibrado, con una entrada muy fresca donde vuelven a destacar las notas de frutas rojas.
  • Petit Saó 2011. 50% Tempranillo, 30% Garnacha, 20% Cabernet Sauvignon. 8 meses de crianza en barricas de roble francés y americano. Aromas de frutas rojas y negras, destacando las moras, fresas y cerezas, y final mentolado. En boca es redondo, especiado, equilibrado y con volumen, presentando un tanino suave y sedoso, y un final fresco, largo y elegante.
  • Saó ExpressiuSaó Abrivat. 40% Tempranillo, 35% Garnacha, 15% Cabernet Sauvignon. 12 meses de crianza. Color rojo cereza intenso. Aromas a frutos rojos maduros, donde destacan las especias (vainilla y canela), todo muy bien integrado. En boca encontramos un vino suave pero con estructura, largo y cálido.
  • Saó Expressiu. 55% Garnacha, 25% Cabernet Sauvignon, 20% Tempranillo. 14 meses de crianza. Color rojo intenso, muy vivo. Aroma complejo, elegante y maduro, donde destacan los frutos rojos y negros acompañados de balsámicos y anisados que le dan mucha frescura. En boca es potente, limpio y elegante, con notas de frutas del bosque y especias dulces. Tanino aterciopelado y fresco.

Acostumbrados a maridar vino y comida… ¿Por qué no arte y vino? El maridaje perfecto.

www.masblanchijove.com

https://www.facebook.com/masblanchijove

SUBIR