Bodegas El Paraguas

por  / jueves, 16 octubre 2014 / Publicado enSin categoría

… las nueva embajadora de los blancos atlánticos.

Marcial Pita, Bodegas El Paraguas.Marcial Pita; una de las figuras más determinantes del nuevo vino gallego. Colaborador habitual de algunas de las mas prestigiosas publicaciones especializadas en vino y gastronomía, autor del libro Grandes Vinos de España, miembro de la Unión Española de Catadores desde 1999, jurado de diversos concursos de carácter internacional… Su carrera como elaborador de vinos comienza en 2006; en sólo dos cosechas colocó el tinto El Linze como mejor vino de España en su categoría.

Felicísimo Pereira, Bodegas El Paraguas.

Felicísimo Pereira; reconocido como mejor enólogo de Galicia en 2011 según la Asociación de Sumilleres Gallaecia. Autor de alguno de los vinos más importantes que se han elaborado en Galicia, consultor vitivinícola, profesor en Enología y Viticultura en la UNED, miembro de la Asociación Galega de Catadores y asesor enológico de varias bodegas de las diferentes denominaciones de origen de Galicia.

Dos profesionales de amplia experiencia y prestigio que se han unido con el objetivo de recuperar el esplendor del que un día gozó el Ribeiro, uno de los mejores vinos blancos del mundo. Movidos por un espíritu enológico innovador, utilizando las últimas tecnologías, aplicando todo su esfuerzo y conocimientos… Marcial y Felicísimo han creado un blanco único; El Paraguas Atlántico.

El proyecto de Bodegas El Paraguas arranca de forma definitiva en el año 2011. El inmueble utilizado para la vinificación se encuentra en el barrio judío de la localidad de Ribadavia, en Ourense, cuna de los vinos Ribeiro. El garaje de la vivienda habitual de Felicísimo ha sido remozado para convertirse en bodega, y es en él donde se elabora el vino en todo su proceso. Un lugar singular en un marco incomparable y que tiene su propia historia; en este mismo espacio, décadas atrás, el bisabuelo de Felicísimo hacía sus propios vinos vinificados de forma artesanal.

Los viñedos con los que trabajan, amparados bajo la Denominación de Origen Ribeiro, tienen más de 100 años de historia; fueron replantados por los propios familiares de Felicísimo tras la filoxera. Con la Treixadura como variedad dominante, se encuentran localizados en un enclave mágico y privilegiado, conocido históricamente como La Cabrita. Un terruño que reúne las condiciones idóneas para el cultivo de la vid, situado junto al río Avia, en su desembocadura con su hermano mayor, el río Miño, y con las montañas vecinas actuando como manto protector para estas viñas frentes a los cambios bruscos de temperatura.

Como podrás leer en el trocito de ¿Te cuento un vino? que corresponde a Bodegas El Paraguas, la bodega toma el nombre de este efecto de protección que ejercen las montañas sobre sus uvas. De este abrazo que las refugia y ampara, y que tutela su correcta evolución y maduración frente a las duras condiciones climatológicas; como un gigantesco paraguas.

A día de hoy, esta bodega gallega tiene dos vinos en el mercado; El Paraguas Atlántico y su última elaboración, Fai un Sol de Carallo.El Paraguas Atlántico

  • El Paraguas Atlántico. Valorado como el mejor vino blanco de España por la Asociación Española de Periodistas del Vino. Treixadura (mayoritaria), Albariño y Godello. Se elabora cada variedad por separado, en depósitos de acero inoxidable la Treixadura y la Albariño, y en barricas de roble francés la Godello (permanece en ellas durante 4 meses de crianza).

Bonito y limpio color amarillo limón muy brillante. Elegantes aromas a frutas blancas, cítricos y notas herbáceas. Al contacto con el oxígeno aparecen nuevos matices aromáticos florales, que aportan carácter y personalidad, apareciendo levemente algún toque a madera. En boca se presenta graso y sedoso, combinando a la perfección fruta y acidez. Un vino muy expresivo que destaca por su complejidad y persistencia.

  • Fai un Sol de Carallo. El último en llegar, sus existencias se agotaron semanas antes Fai un Sol de Carallode salir al mercado por vez primera. Con la misma combinación varietal que su hermano pequeño, pero seleccionando racimos procedentes de los bancales más favorecidos de su viñedo La Cabrita. Elaborado íntegramente en una barrica de 500 litros, traída de forma expresa de un minúsculo robledal de Borgoña. Tras 8 meses de crianza en madera nueva, el vino resultante ha permanecido afinándose en botella hasta el momento de su comercialización.

Color amarillo dorado con ribete oro blanco. Compleja gama aromática que arranca con las notas de su crianza en madera, para que vayan apareciendo sus toques cítricos, frutas blancas y aportes florales sobre un fondo mineral y salino. En boca es amplio, complejo y muy graso a la entrada. Combina fruta y mineralidad de forma elegante, completando con notas propias de su crianza en barrica. Postgusto largo que deja un grato recuerdo que invita a repetir.

Probablemente, Marcial y Felicísimo no imaginaron alcanzar un éxito y reconocimiento tan rotundo en tan poco tiempo. El resultado de un trabajo hecho con excelente materia prima, con la mejor tecnología, respetando la variedad y el terruño, con la mínima intervención necesaria. Con pasión, cariño, trabajo y entrega. 2 vinos excelentes, considerados ya entre los mejores de España.

Enhorabuena Marcial. Enhorabuena Felicísimo.

SUBIR