Bodegas Bentomiz

por  / jueves, 09 octubre 2014 / Publicado enSin categoría

En la Axarquía malagueña, a mitad de camino entre el cielo y el mar, entre las lomas de la Sierra y un bello paisaje de acantilados mediterráneos, encontramos un pequeño y precioso pueblo llamado Sayalonga.

Así comienza la historia de Bodegas Bentomiz en ¿Te cuento un vino? Allí, en Sayalonga, hace casi 20 años que se establecieron André y Clara, los propietarios de la bodega. Y allí es donde este matrimonio holandés de aficionados al vino decidió dar vida a su sueño, encontrando un entorno idílico para la plantación de viñedos. Con inviernos lluviosos y veranos largos y secos, pero no demasiado calurosos por efecto de la altitud y la brisa marina.

Clara y André en vendimia.Es en 2003 cuando deciden abandonar sus respectivas ocupaciones para dedicarse de  forma profesional a la bodega, y a partir de 2007 cuando el crecimiento en ventas y el reconocimiento de público y profesionales les hacen percatarse de que este sueño se estaba haciendo realidad…

A partir de entonces el crecimiento de la bodega ha sido continuo; el matrimonio ha hecho un enorme esfuerzo por la modernización y ampliación de sus instalaciones, ha investigado la adaptación de diferentes variedades en su terruño (un suelo pobre de pizarra superficial) y clima, y ha comenzado la elaboración y comercialización de nuevos y diferentes vinos, vinos especiales, todos ellos dentro de la misma linea, denominada Ariyanas.

El nombre de Ariyanas tiene su origen en una antigua aldea morisca ubicado al lado del viñedo de Bodegas Bentomiz antes de la Reconquista. El significado árabe de la palabra es “aromático, oloroso”, con lo que Clara y André debieron tenerlo muy fácil a la hora de buscar un nombre a sus vinos…

Bajo la D.O. Málaga y Sierras de Málaga, Bodegas Bentomiz elabora 6 vinos diferentes;Ariyanas Seco sobre Lías Finas

  • Ariyanas Blanco seco sobre lías finas. 100% Moscatel de Alejandría, con 6 meses de crianza sobre lías finas. Un blanco elegante, fresco como la brisa que aligera el bochorno de las noches de verano en la zona. De color amarillo pajizo, y aromas de altísima expresión frutal y floral. En boca es untuoso y persistente, y todo un ejemplo de acidez refrescante en un blanco.
  • Ariyanas Naturalmente Dulce. Como su propio nombre indica, un vino blanco naturalmente dulce, monovarietal de Moscatel de Alejandría. El equilibrio perfecto entre dulzura y acidez, lo que (desde mi punto de vista) constituye una de las fortalezas de la bodega en la elaboración de sus vinos. La evolución del típico vino dulce de Málaga. Perfecto para acompañar a postres con frutas cítricas o tropicales.
  • Ariyanas Terruño Pizarroso. El hermano mayor del anterior, su evolución natural, la búsqueda de la perfección. Con 6 meses de envejecimiento en barricas nuevas de roble francés, es una vuelta de tuerca del naturalmente dulce. Más complejo en nariz y en boca, aportando su crianza deliciosos toques minerales sin perder un ápice de sus matices de fruta exótica y su original frescor.
  • Tinto de Ensamblaje. Tempranillo, Romé y Petit Verdot. 6 meses de crianza en barricas nuevas de roble francés y americano. Con aromas que recuerdan a Málaga, a Axarquía, a paseros, al vino de los malagueños… Fino, fácil, suave, elegante, con una tanicidad que invita al recreo en el paladar.Ariyanas David Tinto Dulce 2012_HR
  • Ariyanas David. El vino cuyo nacimiento (y hablo de nacimiento por partida doble… podrás descubrirlo en el libro) es la historia que narro en ¿Te cuento un vino? Es un tinto naturalmente dulce, 100% Merlot. Con uva asoleada durante tres días en bastidores flotantes, para que el aire circule alrededor de toda la superficie de la fruta. Ejemplo de lo que es el color cereza en un vino, equilibrado en todos sus aspectos, sin aristas, redondo. Un dulce, un vino para golosos, pero sin empalagar, invitando a repetir en cada copa.
  • Ariyanas Romé Rosado. 100% Romé, variedad autóctona de Málaga. Con 6 meses de crianza sobre sus lías, lo que le proporciona complejidad y potencia aromática. Terciopelo rosa en boca, suavidad, armonía. Para abrir boca, para “hacer hambre”, para degustar a cualquier hora y situación.

6 vinos que siguen una misma linea de elegancia y equilibrio. Una gama que serviría ella sola para maridar cualquier evento gastronómico de principio a fin; con sus entrantes, su pescado, su carne y su postre. Bodegas Bentomiz abarca con Ariyanas un abanico inmenso de posibilidades de maridaje. Haciendo golosinas de vino, equilibrando perfectamente dulzura con acidez. El restaurante con la carta más amplia y sofisticada del mundo no tendría un sólo plato que no maridara con algún Ariyana. Estoy seguro.

¿El secreto de la bodega? Clara y André, son el alma de sus vinos, son elegancia, hospitalidad, dulzura, cariño, acogida, afecto, amistad, afición, mimo. En Málaga, en la Axarquía, en Sayalonga, visita Bentomiz. Conócelos. Yo los conozco. Gracias Clara y André.

www.bodegasbentomiz.com

www.facebook.com/BodegasBentomiz

@BodegasBentomiz

Bodegas Bentomiz

SUBIR